domingo, 13 de diciembre de 2009

AUMENTAN LAS CONCENTRACIONES DE DIÓXIDO DE CARBONO EN LA TROPOSFERA EN LAS ZONAS RURALES

Investigadores españoles han medido durante tres años las concentraciones de CO2 en la troposfera (baja atmósfera) de un área rural poco habitada cerca de Valladolid. Los resultados, inéditos en la Península Ibérica, muestran que las concentraciones han sufrido un “importante” aumento entre 2002 y 2005

En los últimos años, físicos y meteorólogos han intentado conocer las concentraciones y evolución del dióxido de carbono (CO2) de la troposfera en diferentes zonas urbanas y rurales del planeta. Ahora un equipo científico de la Universidad de Valladolid (UVA) ha publicado las primeras y hasta ahora únicas mediciones en el territorio peninsular.

El estudio, publicado en el último número de la revistaTheoretical and Applied Climatology y dirigido por Mª Luisa Sánchez, investigadora del Grupo de Contaminación Atmosférica de la UVA, demuestra que entre 2002 y 2005, las concentraciones de CO2 aumentaron 8 ppm (partículas por millón). Según un estudio más amplio, los investigadores prevén en la zona de estudio “un aumento de 3 ppm por año”.

“Las concentraciones de este gas en atmósferas no contaminadas dependen de las emisiones del suelo, así como de la respiración y la fotosíntesis de las plantas, pero también de la evolución de la propia atmósfera, que puede facilitar o inhibir la dispersión de esta sustancia”, explica Isidro Pérez, uno de los autores e investigador en el Departamento de Física Aplicada de la UVA.

Los científicos eligieron una zona rural plana y no contaminada, situada a 840 metros por encima del nivel del mar y a 30 kilómetros de Valladolid. Además, determinaron los ciclos diarios y estacionales relacionándolos con las corrientes en chorro de baja altura y con un indicador de la turbulencia, el llamado número de Richardson.

Al aumento de dióxido de carbono se añaden otras características observadas en las zonas no contaminadas, como el contraste entre el día y la noche. “Este contraste, especialmente importante en primavera, se explica por los procesos de respiración-fotosíntesis, y por la turbulencia o la estratificación de la atmósfera”, apunta Pérez.

Otras características de la troposfera

Gracias a los datos del RASS sodar (un dispositivo que mide los perfiles verticales de la temperatura y del viento, y cuyo alcance es superior al de las torres meteorológicas convencionales), el equipo clasificó también las velocidades del viento. Estos datos permitieron obtener perfiles que evidenciaron “la existencia de corrientes en chorro de baja altura por la noche, especialmente bajas en verano, donde el máximo de esta corriente se situó entre 200 y 300 metros”, manifiesta el investigador.

Los físicos también analizaron la estructura térmica de la baja atmósfera y observaron “destacadas advecciones (transporte horizontal de calor por una corriente de aire) frías en primavera durante el día, con diferencias de temperatura de 4.5ºC entre las velocidades del viento más altas y las más bajas”, añade Pérez.

Fuente: SINC

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por realizar un comentario.
En breve será estudiado y publicado en el blog si procede.
JGA

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Mi foto
Nombre:
Lugar: CORDOBA, Spain

Dr. Ciencias Ambientales y Biólogo