jueves, 29 de octubre de 2009

EL EFECTO NIMBY

Hace tiempo que quiero escribir de un tema que me parece interesante: el efecto NIMBY.
A primera vista parece algo extraño a nuestras vidas pero a poco que indaguemos recordaremos momentos cotidianos en los que conocemos o hemos estado cerca de casos NIMBY.

El acrónimo NIMBY viene de la frase inglesa (Not In My Back Yard), no en mi patio trasero, y consiste en la reacción que se produce en determinados ciudadanos que se organizan para enfrentarse a los riesgos que supone la instalación en su entorno cercano de ciertas actividades o instalaciones que son percibidas como peligrosas.

Traduciéndolo al castellano sería un ejemplo de Sí, Pero Aquí No (SPAN).
Es decir, yo estoy a favor de la rehabilitación de los toxicómanos en centros terapéuticos pero no los quiero junto a mi casa. Otro ejemplo: yo quiero que los delincuentes paguen sus delitos en la prisión pero no quiero esa cárcel junto a mi casa. Y la que es mas corriente, yo hago uso continuo de la telefonía móvil y cuando la empleo quiero disponer de una buena cobertura, pero rechazo que cerca de mi casa me instalen una antena de telefonía móvil.

Y para evitar eso lo único que se ha inventando es la Participación Ciudadana y la transparencia en la información.
Para minimizar o hacer desaparecer el efecto NIMBY es necesario aportar razones claras y lógicas sobre la necesidad de ese proyecto y de ese emplazamiento. Serán necesarios estudios de impacto ambiental realizados por profesionales externos y creíbles, que no parezcan subjetivos o “comprados”. La transparencia en la información es básica, en todas las fases del proyecto, desde el inicio hasta la apertura de la propia instalación. También es aconsejable que los canales de comunicación creados con la comunidad sigan funcionando cuando la instalación esté operativa. Y para evitar el sentimiento de “estafa”, es de gran utilidad hacer partícipe a la comunidad desde el principio, con la ayuda de representantes locales.

Posturas oscurantistas, interesadas, demagógicas o segadas desencadenan siempre episodios NIMBY.

Los proyectos que en España con mas frecuencia desencadenan el efecto NIMBY son: Centros de rehabilitación para drogodependientes, Prisiones, Incineradoras de resíduos, Realojo de marginados, Centrales y cementerios nucleares, Líneas de alta tensión, Antenas de telefonía móvil y Líneas de tren de alta velocidad.

Aquí hay un mapa de algunos casos de efecto NIMBY en España.

Luego, el ser humano ha inventado acrónimos para otras situaciones parecidas: el efecto NIMEY (Not in my election year) "No en mi año de elecciones", o el efecto BANANA (Build Absolutely Nothing Anywhere Near Anything) "No construir absolutamente nada en ningún lugar que esté cerca de algo".

Aquí hay un enlace a la primera red mundial de expertos en resolución de casos NIMBY.

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por realizar un comentario.
En breve será estudiado y publicado en el blog si procede.
JGA

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Mi foto
Nombre:
Lugar: CORDOBA, Spain

Dr. Ciencias Ambientales y Biólogo