lunes, 2 de noviembre de 2009

EL DUELO DE TODA UNA ESPECIE

Hace unos minutos que hemos dejado el Día de Todos los Santos y ahora estamos, según la Iglesia Católica, en el Día de los Fieles Difuntos, verbigracia el Día de los Muertos. Y he querido, sin ánimo de ofender, traer una noticia y una foto que ha recorrido estos días todo el mundo.

La noticia, tomada de la Cadena Ser, dice así:

"Un grupo de chimpancés asiste desolado a la imagen que ocurre ante sus ojos. Es Dorothy, una de sus compañeras de grupo. Un hombre carga la carretilla en la que yace su cuerpo tapado con una sábana. Una mujer, de espaldas a la cámara, sujeta su rostro tranquilo. Es la fotografía de su entierro, publicada en el número de noviembre de la revista National Geographic. Una imagen que ha corrido por internet, televisiones y diarios digitales. Una repercusión que ha obligado a explicar su historia. Un cazador mató a su madre. Pasó 25 años atada con una cadena en un parque de atracciones. Fue rescatada y trasladada a un centro, donde crió a un chimpancé huérfano y pasó a formar parte de un grupo, una familia. Esa que ahora la mira en un solemne silencio.

Para la gente que se preguntaba en todo el mundo cuál era el guión que acompañaba a esa imagen, Jeremy Berlin lo ha escrito en el blog de National Geographic. Un relato que surge de su entrevista con la autora de la instantánea, la fotógrafa, Monica Szczupider.

El 23 de septiembre de 2008, Dorothy, una chimpancé hembra de 40 años de edad, murió de insuficiencia cardíaca. Dorothy había pasado ocho años en el Centro de Recuperación Sanaga-Yong de Camerún. Un refugio que acoge y rehabilita chimpancés víctimas de la pérdida de su hábitat y del comercio ilegal de carne de animales salvajes de África.

Después de que un cazador matara a su madre, Dorothy se vendió como mascota a un parque de atracciones en Camerún. Pasó 25 años atada al suelo por una cadena. En mayo de 2000, Dorothy, aquejada de obesidad por una dieta pobre y por falta de ejercicio, fue rescatada y trasladada junto a otros diez primates. A medida que su salud mejoró, su bondad afloró a la superficie. Crió a un chimpancé huérfano llamado Bouboule y se convirtió en amiga cercana de muchos otros ejemplares, incluido Jacky, macho del grupo.

Szczupider había sido voluntaria en el centro. "Su presencia y su pérdida fueron palpables y afectaron a todo el grupo. La dirección del centro Sanaga-Yong optó por dejar que la familia de chimpancés presenciara el entierro de Dorothy para que, tal vez a su manera, comprendieran que Dorothy no iba a regresar. Algunos chimpancés se mostraron agresivos; otros, frustrados. Pero quizá la reacción más asombrosa fue un silencio casi palpable. Si uno conoce a los chimpancés sabe que son cualquier cosa menos criaturas silenciosas", relató la fotógrafa a Jeremy Berlin.

El Centro de Rescate para Chimpancés Sanaga-Yong fue fundado en 1996 por la veterinaria Sheri Speede, la mujer que aparece en la imagen sujetando la cabeza de Dorothy. Bajo control de una ONG llamada IDA-Africa, el centro cobija en la actualidad a 62 chimpancés, que residen en ambientes amplios y boscosos.

Szczupider envió la fotografía a la sección Your Shot de National Geographic, desde la que se anima a los lectores a enviar sus propios fotos. Las mejores acaban publicadas en la web y en la propia revista."

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por realizar un comentario.
En breve será estudiado y publicado en el blog si procede.
JGA

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Mi foto
Nombre:
Lugar: CORDOBA, Spain

Dr. Ciencias Ambientales y Biólogo